CÓMO SE MANTIENE LA BASÍLICA

Colabora con tu donativo a la Basílica de San Miguel

Todos los años celebramos en nuestra Basílica cientos de acontecimientos importantes para la vida de las personas. Atendemos a los feligreses, resolvemos sus inquietudes, administramos sacramentos y procuramos estar a su lado en todos los momentos que nos necesitan. Son cosas que no tienen precio, y no se cobran.

Además, hemos de mantener la materialidad del templo, pagar a quienes trabajan con nosotros (servicio de limpieza, secretaría de la Basílica, servicios de mantenimiento, restaurar desperfectos grandes o pequeños... Para estos gastos, sí que necesitamos tu colaboración.

Todos los días rezamos por quienes nos ayudáis, material o espiritualmente.

El templo se mantiene con los donativos de los fieles y los visitantes. Y con la ayuda puntual de otras entidades.Para que tengáis una idea, abrir la Basílica nos cuesta 100,- € la hora (sin contar los gastos extra que suponen las actividades que no son habituales).

Si después de visitarla os parece que ha merecido la pena, ¿podéis ayudarnos?

Si habéis vivido aquí acontecimientos entrañables de vuestra vida, ¿podéis acordaros de nosotros de vez en cuando y echar una mano?

No podemos hacer frente a esto solos.

Por eso, ponemos a tu disposición distintas opciones para que puedas contribuir en esta tarea.