BODAS

¿Estás buscando iglesias en Madrid para una boda inolvidable?

Nuestra felicitación más sincera por haber tomado la decisión de casaros. Nos alegra que hayáis pensado en nuestra Basílica Pontificia de San Miguel al momento de buscar iglesias en Madrid para bodas. Contáis con nuestra oración desde ahora.

Un detalle: la Basílica está situada en pleno Madrid Central, pero no tendréis problema de aparcamiento. Más adelante os lo contamos. 

Para que este día sea un recuerdo inolvidable y que la preparación sea lo más sencilla y serena posible, os recordamos algunos aspectos de interés para que todo salga lo mejor posible:


Posibles fechas para vuestra boda

Días y meses del año en los que te puedes casar

  1. Os podéis casar todos los días del año, de lunes a domingo, exceptuando el domingo de Ramos y el de Resurrección, el día de Navidad, Año nuevo y Reyes; miércoles de ceniza, los días de la Semana Santa y el día de los difuntos (2-XI); según qué año, tampoco será posible algún otro día.
  2. En la Basílica te informaremos del resto de fechas -son muy pocas- en que no se celebran bodas en 2021.
  3. ¿Cómo saber las fechas disponibles?
    Muy sencillo: basta ponerse en contacto telefónico con nuestro despacho-sacristía (fijo: 915 484 011; móvil: 680 828 810); o también
    viniendo en persona mientras esté la Basílica abierta, en los horarios
    del despacho: 11:00 a 12:30 h. y de 18:00 a 21:00 h., de lunes a
    sábado. Para venir el domingo, se agradece que llaméis antes por teléfono. Después del primer contacto, es cuestión de ir dando los
    pasos necesarios.
Horas posibles para las bodas:
 
HORARIO DE INVIERNO (1 de Octubre a 30 de Junio)
  • De lunes a jueves: Previa autorización escrita del Rector de la Basílica.
  • Viernes: 17:30 y 19:00 h.
  • Sábados: 12:00, 13:30, 17:30 y 19:00 h.
  • Domingos y festivos: Sólo por la tarde, previa autorización escrita del Rector de la Basílica. 
HORARIO DE VERANO (1 de Julio a 30 de Septiembre)
  • De lunes a sábado: 12:00, 13:30, 17:30 y 19:00 h. 
  • Domingos y festivos: Sólo por la tarde, previa autorización escrita del Rector de la Basílica.

Pasos a dar para casarse en la Basílica

  1. Escoger la fecha después de valorar los datos antes expuestos (días y horas posibles) y hacer una reserva previa, bien por teléfono (fijo: 915 48 40 11; móvil: 680 828 810) o viniendo personalmente.
    A partir de ese momento se inician las conversaciones con el despacho-sacristía para ir materializando los distintos aspectos de la celebración y realizar la reserva definitiva de la Boda, de tal modo que esté finalizada tres meses antes de la celebración como muy tarde.

  2.  Conocer las necesidades de la Basílica y concretar vuestra ayuda
    No se paga por recibir un sacramento: son dones de Dios y, por tanto, son impagables en su inmenso valor de regalo. A la vez, en esta familia de los
    hijos de Dios que es la Iglesia Católica, es una tradición de siglos aprovechar estos acontecimientos para ayudar libremente a la Iglesia en sus
    necesidades. En los últimos apartados os lo contamos con más detalle.

  3. Poner en marcha el expediente matrimonial de la manera que ya se ha indicado antes (se recomienda empezar seis meses antes de la fecha de la Boda, para evitar agobios). Una vez que se tienen los documentos finales, se llevan a la Parroquia de La Almudena (en la Cripta), en cuyo ámbito está situada la Basílica. En ese momento os pedirán el nombre del sacerdote que celebrará la Eucaristía y que será el testigo principal de vuestro matrimonio; con esto finaliza vuestra tarea respecto a los papeles. Como es lógico, el sacerdote puede ser un amigo vuestro o de vuestra familia. Y si celebra uno de los que trabaja en la Basílica, podéis decir libremente quien deseáis que sea.

  4. Hacer el curso prematrimonial. Al finalizarlo, se os entregará un certificado que no tiene fecha de caducidad. Estos cursos los podéis hacer en cualquier parroquia.
    En la Basílica Pontificia de San Miguel organizamos al menos 7 cursos prematrimoniales cada año, de dos días de duración (sábado y domingo, de 10:30 a 19:00), que forman parte del calendario oficial del Arciprestazgo de La Paloma y San Pedro El Real, en cuyo ámbito está situada la Basílica. Para más información y fechas de los cursos, aquí.

  5. Trámites en el Registro Civil posteriores a la boda: el acuerdo entre la Santa Sede y el Estado Español establece que el matrimonio canónico es válido civilmente en el mismo momento de su celebración. Es preceptiva la comunicación al Registro Civil (c/ Pradillo, n.º 66, de Madrid) dentro del plazo no superior a un mes después de la celebración de la boda.

El expediente matrimonial

  1. El llamado expediente matrimonial, está destinado a que la Iglesia tome conciencia de vuestra decisión y registre adecuadamente el Sacramento del Matrimonio.

    Se inicia en la parroquia del lugar donde vive la novia actualmente.
    La tramitación del expediente matrimonial termina en la confección del documento que permite celebrar la boda; en el más breve de los casos dura un mes.

    Cuando uno de los futuros esposos es de otro país y no tiene doble nacionalidad, o reside en España desde hace menos de 4 años, o bien no es católico, o no tiene ninguna religión, el expediente se inicia en la sede del Arzobispado de Madrid (calle Bailén n.º 8) llamando para pedir cita con uno de los notarios de expedientes matrimoniales (teléfono: 91 454 64 00 ext. 2. En horario de 9:30 a 13:30).
    Te ayudaremos a aclarar dudas sobre los documentos necesarios.
     
  2. La documentación que es necesario conseguir antes de ir a la parroquia (o al Arzobispado) y empezar el expediente de vuestro matrimonio es:
    1. Certificado de bautismo de los dos. 
    2. Certificado de haber hecho el curso prematrimonial. El curso puede realizarse en la Basílica (ver aquí) o en cualquier otro lugar. Se recomienda hacerlo entre doce y dos meses antes de la boda.
    3. Certificado de soltería (fe de vida), que expide el Registro Civil.
    4. Fotocopia del DNI (o similar) de los novios y fotocopia del libro de familia de los padres de cada uno (o certificado de nacimiento si en el país de origen no existe ese documento)..

  3. Te ayudaremos en lo que puedas necesitar hasta que llegue el momento de la boda. Vuestro amor mutuo no depende de los papeles, sino de vuestro consentimiento libremente expresado ante Dios y ante la Iglesia. Pero los papeles ayudan a tomar conciencia de ese amor grande y a protegerlo en momentos de dificultad.

¿Cómo aparcar en la Basílica Pontificia de San Miguel el día de tu boda?

Llegar en coche a la Basílica el día de vuestra boda no es un problema: Madrid Central no es ningún obstáculo.

Desde el 15 de marzo de 2019, es necesario realizar algunas gestiones para que los vehículos que participan en la boda cumplan una serie de requisitos exigidos por el Ayuntamiento de Madrid. No tenéis que preocuparos de los autobuses, taxis y vehículos VTC: ellos tienen acceso directo para registrarse en Madrid Central.

Cuando vengáis personalmente a la Basílica Pontificia de San Miguel para ir viendo detalles de vuestra boda, os daremos toda la información necesaria. La Basílica paga al ayuntamiento cuatro plazas de aparcamiento en la calle, frente a la puerta principal, que ese día pueden ser utilizadas en un horario concreto por los vehículos que decidan los novios. Basta que entreguéis las matrículas de los coches en el despacho-sacristía, para que sean registradas por nosotros en la web de Madrid Central. Se os dará una acreditación para colocarla en el vehículo, para que la policía municipal sepa que estáis autorizados para ocupar una plaza que no es pública; es válida sólo para ese día y en ese horario concreto (se ruega respetarlo: los que vienen a la siguiente boda necesitan ocupar esas plazas).


Celebración del matrimonio, preparación y desarrollo

1. Preparación de la celebración litúrgica. Un mes antes de la boda, como muy tarde, se agradece a los novios que se pongan en contacto con la Basílica Pontificia de San Miguel, y también con el sacerdote que va a celebrar la Misa, para empezar a concretar los detalles y el desarrollo de la celebración.

2. Carácter sagrado de la celebración. El Sacramento del Matrimonio es una celebración religiosa. Los cantos, los textos escogidos para la liturgia, las oraciones de los fieles y la participación del pueblo reflejan este clima sagrado. Por tanto, será siempre música sacra la que se interprete durante la celebración (desde el comienzo de la Misa -tras la entrada de los novios- hasta su conclusión, antes de empezar las firmas; ver n. 3).

3. Música.

a) La Basílica dispone de un órgano de tubos de estilo barroco-alemán, que se encuentra entre los más destacados de Madrid (ver aquí). El Organista Titular es Daniel Martín Salvador (ver aquí), y cuenta con varios organistas auxiliares. Hemos elaborado un amplio repertorio de música de órgano para vuestro matrimonio (aquí), que se os entregará si lo deseáis. Forma parte del trabajo de los organistas interpretar este repertorio en las bodas.  Cabe ampliar ese repertorio, y ser aprobado por el Rector, pero es preciso llegar a un acuerdo económico con ellos, pues supondría un trabajo extra de preparación que no está incluido en sus tareas en la Basílica.   

b) Como es lógico, los novios pueden contratar y traer su propio coro y músicos. En este caso, el órgano de tubos sólo puede ser utilizado por un organista con título superior de órgano, que se acredite mediante la presentación de una fotocopia de dicho título. Cualquier otro supuesto ha de ser aprobado por escrito por el organista titular y el Rector de la Basílica.

Estas agrupaciones corales tendrán presente lo que se dice más arriba en el n.º 2. El repertorio musical de cada boda, firmado por la persona responsable de la agrupación, será comunicado por los novios un mes antes de la celebración mediante correo electrónico dirigido a:

El Rector aprobará con su firma el repertorio definitivo después de sugerir las modificaciones que sean oportunas, si se diera el caso, de acuerdo con el modo de proceder habitual en las celebraciones de la Basílica.

4.-Ornamentación:

a) La Basílica Pontificia de San Miguel es Monumento Histórico-Artístico Nacional y Bien de Interés Cultural. La ornamentación, en cualquiera de sus aspectos, tiene una serie de detalles derivados de su condición, que no se pueden alterar. 

b) Lugar de los novios y los padrinos: De acuerdo con lo anterior y después de recibir asesoramiento de especialistas, las "vestiduras" que cubren los asientos y reclinatorios serán las mismas para todos los matrimonios. Las posibles variaciones accidentales serán aprobadas por el Rector de la Basílica. 

c)  Alfombras: Siempre se coloca una alfombra roja en el pasillo central para recibir a los novios y despedir a los nuevos esposos de manera adecuada. A su vez, el lugar donde están situados está enmarcado por otra alfombra que manifiesta el sitio donde se celebra el Sacramento del Matrimonio; ahí se sitúan también los padrinos. No se contempla la posibilidad de utilizar otros colores.

d) Flores y su disposición:

Las flores podéis encargarlas a cualquier floristería. Pondremos a vuestra disposición los datos de las empresas que ya han trabajado habitualmente en la Basílica, por si resultan de interés. Si la empresa elegida no conoce la Basílica, es importante que se hagan cargo del conjunto y que vengan a montar los arreglos florales entre las 9:45 y las 10:15 h.; o bien que concierten otro horario llamando al despacho-sacristía.

Cuando hay varias bodas en un día, se procura poner en contacto a las parejas, por si desean llegar a un acuerdo.

e) Igualmente, es preciso tener presente el protocolo de seguridad establecido para situaciones de emergencia, que impone otros condicionantes a los posibles adornos. Todo esto será comunicado a los futuros esposos cuando propongan su plan de ornamentación, para que sean conscientes de los límites que es necesario respetar. Y tanto ellos como la floristería elegida, firmarán su consentimiento al modo de proceder establecido.

5. Fotografía y vídeo.

a) Seguimos las disposiciones de la Archidiócesis de Madrid (Instrucción sobre Fotografías y Filmaciones en las Celebraciones Litúrgicas, Madrid 6 de mayo de 2003), para cuidar la importancia, solemnidad y belleza de la celebración. Tratamos de actuar en sintonía con los modos habituales de proceder en otros monumentos histórico-artísticos.

b) De acuerdo con lo anterior, en el interior del templo sólo podrán realizar vídeos y reportajes fotográficos los estudios y profesionales autorizados por escrito en la Basílica Pontificia de San Miguel. Algunos llevan trabajando desde hace años con nosotros y conocen bien la iglesia. En el despacho-sacristía os daremos los datos de los que han trabajado aquí con más frecuencia y que tienen autorización habitual.

c) Como es lógico, los novios pueden contratar a otros fotógrafos de su confianza, aunque no estén en esta relación. En este caso, se tienen que poner en contacto con el Rector de la Basílica o con quien él designe, para que se hagan cargo de las peculiaridades del lugar y de la celebración (como es lógico, no se pide que sean creyentes, sino tan solo “saber estar”), conozcan y acepten las disposiciones de la Diócesis, puedan manifestar sus necesidades y resolver sus dudas. Recibirán la autorización oportuna por escrito y firmada. Y tendrán que firmar un documento que manifieste su conocimiento de los detalles y donde se hagan responsables de todo cuanto se refiere a la LGPD (protección de datos) y de los posibles daños que puedan ocasionar en la Basílica durante la realización de su trabajo. 

6.- SALIDA DE LA CELEBRACIÓN:

  • Se ruega encarecidamente, no arrojar arroz a los novios a la salida del templo. Esta práctica ha sido ocasión de caídas y accidentes en personas que vienen a la siguiente boda o a personas que participan habitualmente de la vida de la iglesia, a veces de avanzada edad.
  • Se ruega también evitar lluvia de confetis “metálicos”, que son muy difíciles de limpiar después.
  • No hay inconveniente, con moderación, en arrojar pétalos de flores a la salida.
  • Entendemos que estas prácticas suelen ser iniciativa de los familiares y amigos, por lo que agradecemos que se les transmita oportunamente.
  • Más detalles de interés que puedan surgir, se irán explicando en el momento en que empecéis a formalizar vuestra boda y tengamos la oportunidad de conoceros.

Ayuda a la Basílica con ocasión de vuestro matrimonio

Confiamos que podáis comprender la necesidad de ayuda para la custodia, el cuidado y el mantenimiento del templo, de los sacerdotes que lo atienden y los medios para poder ayudar a las personas necesitadas. Todo esto, junto con las celebraciones y actividades de formación, ocasionan gastos reales que es necesario cubrir. 

La Basílica tiene un coste alto de mantenimiento, tanto en el ámbito ordinario (luz, calefacción, servicios de limpieza y mantenimiento, otro personal contratado, objetos para el culto, personal, agentes del servicio pastoral, etc.) como en el extraordinario (conservación del patrimonio histórico-artístico mueble e inmueble). Y la Basílica tiene una peculiaridad: es una de las pocas iglesias de Madrid que se mantiene sólo de los donativos que recibe.

Para actuar con realismo y ser conscientes de las ayudas deseables y necesarias, el Administrador Gerente de la Basílica realiza una contabilidad analítica cada año para mostrar cuál es la cantidad mínima a cubrir, en cada caso, para que el templo pueda salir adelante sin que haya déficit. 

Os lo comunicarán cuando nos visitéis personalmente y os explicarán como realizarlo. El modo de proceder más sencillo puede ser el mismo de las demás cuestiones relacionadas con vuestro matrimonio: dejar una parte significativa de vuestro donativo en la Basílica cuando dejéis una señal en el lugar donde vais a celebrar el banquete, y completar la totalidad de vuestro donativo cuando cerréis el pago con ellos antes de la celebración. 

Si es deseo de los contrayentes y de sus familias, pueden realizar una donación por un importe mayor (que agradeceríamos sinceramente) para contribuir a los gastos extraordinarios de la Basílica y, sobre todo, para ayudar en los proyectos sociales que tenemos en marcha que, en el 2021 y 2022, una buena parte están relacionados con la ayuda a las familias o a las personas singulares afectadas por los efectos de la pandemia del COVID-19.

Como dato de interés, las donaciones a la Basílica Pontificia de San Miguel desgravan en la declaración de Hacienda, de acuerdo con la Ley 49/2002, título II: 

1) Personas físicas: un 80% los primeros 150 € y un 35% el resto (si es una donación plurianual, al menos 3 años, y mayor de 150 €/año, un 40%).

2) Personas jurídicas: un 35% de las donaciones en general y un 40% si es una donación plurianual, al menos 3 años, y mayor de 150 €/año.

Al comienzo del año siguiente se comunican a la Agencia Tributaria, para que aparezcan en vuestra Declaración de Hacienda del año. Se hará un certificado de la donación realizada, que se enviará por correo electrónico.

Finalmente, cuando vuestra disposición de ayudar a la Basílica sea clara, pero no resulte posible llegar a lo deseable por alguna razón, cabe pedir ayuda. Más adelante se concreta como proceder en este caso.


Posibilidad de pedir ayuda cuando no es posible ofrecer la totalidad del donativo deseable para mantener el templo y sus actividades

  1. El modo de pedir ayuda necesita una breve y transparente explicación para que sea comprendido. Como ya os hemos dicho, esta es una de las pocas iglesias de Madrid que se mantiene exclusivamente con los donativos que recibe. Y es tarea del Rector y su equipo sacarla adelante en todos los aspectos, además de buscar ayudas para quienes las puedan necesitar, moviendo la generosidad de otras personas. Llegamos a donde podemos.
    En esta tarea, es de justicia comprobar que estamos pidiendo ayuda para necesidades reales. Sobre todo, cuando se les pide que ayuden a cubrir el déficit que ocasiona la disminución de donativos habituales. Queremos garantizarles que esa ayuda es necesaria. Y también necesitamos saber que, si hay personas que se quedan sin poder recibir ayuda, es por limitación y no porque hemos ayudado a alguien que no lo necesita realmente.

  2. Cómo pedir ayuda: Si los novios no estén en condiciones de realizar esa donación, podrán comunicarlo en el momento de formalizar la reserva y conocer la cuantía del donativo que sería deseable. Nadie dejará de casarse en la Basílica por no tener dinero.
    Para acceder a esa ayuda, hablarán con el Rector y luego harán la solicitud por escrito dirigida al Rector, indicando la cantidad y los motivos por los que la solicitan. Para avalar esa necesidad, la petición irá acompañada de:

    1. Presupuestos ya aceptados del banquete posterior, flores y fotógrafo, donde conste las fechas de entrega de una señal y la fecha del pago total de coste previo a la celebración.
    2. Declaración de los novios y de las diversas empresas implicadas de que esos datos son verdaderos. 
  3. De esta manera, se puede tomar más fácilmente una decisión ponderada a la hora de ayudar gustosamente a quienes lo necesiten.
    Gracias por vuestra comprensión.