EL ORGANO

Hablar del Órgano de la Basílica es presentar dos joyas artísticas de elevado valor; por una parte su rica calidad sonora, por otra la Caja bellamente tallada, contemporánea de la construcción de la iglesia; una Caja que no es el simple mueble, con frecuencia exento, que encierra la tubería sino que es parte integrante de la decoración de la iglesia: el órgano surge del muro ensamblándose al resto de la arquitectura a través de la doble moldura continua que recorre el circuito de la iglesia; decorativamente, el medallón del presbiterio guarda una perfecta simetría con el correspondiente original de el remate superior del órgano tal como ha señalado el profesor Bonet Correa en “La evolución de la Caja de órgano en España y Portugal”, (Universidad Complutense, Madrid 1983) y contemplamos en la foto nº ,año 1962.

El primer documento gráfico de una trasformación de la Caja barroca del órgano la encontramos en “Las iglesias barrocas madrileñas” ( Madrid, 1945) de Alberto Tamayo: La Caja, originariamente semicircular en sus lados aparece, en la reproducción fotográfíca, con una estructura cuadra debido a la añadidura de sendas aletas a ambos lados. La única noticia que conservamos sobre el órgano barroco se encuentra en los “Anales de la Provincia de España” de la Orden de P. P. Redentoristas, a quienes se les había encomendado la celebración diaria del Culto en la iglesia de San Miguel que desde 1892 ostentaba el rango de Pontificia al haber sido destinada a sede oficial de la Nunciatura Apostólica: (…) “emplearon fuertes sumas de dinero el sr. Vico (Nuncio) y el sr. Ragomesi, entarimando el suelo de la iglesia y arreglando el órgano (1895,fº359”).


La desaparición definitiva del órgano barroco y el cambio estructural y estético de la Caja se debió llevar a cabo hacia 1908 porque según los “Anales citados (…) se ensanchó el Coro y se renovó completamente el Órgano, por supuesto la Orden no gastó ni un solo céntimo, subvencionándolo todo la Nunciatura” (1906-1912,fº. 219). La única razón para ensanchar el coro radica en el hecho práctico de que la nueva consola, colocada fuera de la Caja, no cabía en el estrecho espacio que se daba al característico coro barroco; el detalle más clarificador de esa nueva amplitud del coro es la colocación del emblema pontificio a ambos lados de la balaustrada.

En la “Crónica de la Casa de San Miguel “ de los Padres Redentoristas correspondiente al año 1954 (fº. 319) aparece documentado un cambio de motor y, a pocos años de su construcción, el mal estado del instrumento: (…) “Llega el P. Román Martínez Gamboa, de la Residencia de Santander, viene a pasar una temporada para afinar el órgano(…).


 


 

Sigue el benemérito P. Román con el Órgano de la Basílica que ha encontrado muy deteriorado y hasta falto de algunas piezas y tubos de conducción. Parece que va habilitando registros inservibles y se nota entran en juego tubos que llevaban años sin funcionar”. (fº.331,332).

A partir de 1959, fecha en la que la Nunciatura Apostólica responsabiliza de las actividades litúrgicas de la Basílica a la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, junto a la restauración arquitectónica y decorativa de la Basílica, se transforma, también, el Órgano: (…)” los organeros franceses - los hermanos Maurice y Robert Gouaut- han hecho mucho más que lo que supone una restauración: le han dado al órgano un brillo que nunca tuvo y le han añadido el resplandor de lo que se llama, en el lenguaje técnico, mixturas. A juicio de los entendidos, el órgano ha quedado más completo y mejor que el original” (…) En la restauración se mantiene el sistema de transmisión neumática, los dos teclados manuales y pedal, los 17 registros originales, a los que se añade tres registros nuevos, repartidos entre los dos teclados manuales y el pedal. (…) “El concierto de inauguración estuvo a cargo del maestro don Juan Arteaga, hijo de don Luis (q .e .p .d.),antiguo organista de Santa María de San Sebastián y actualmente de la parroquia de San Juan de Luz (Francia). El programa estaba dividido en tres partes que nos situaban en la Navidad, en la Semana Santa, y en la fiesta de Pentecostés. (…)El concierto estuvo ilustrado por las explicaciones de don Jesús Urteaga, hijo también del fallecido organista-compositor don Luis, que ha sido quien ha encargado la restauración del órgano” (…). (Tesoro Sacro Musical, 1963, pag. 75,76).

En 1971, reorganizadas las actividades músico-litúrgicas de la Basílica por el cantante y director de Coros, José Luis Ochoa de Olza y orientadas éstas a la música medieval, renacentista y barroca se proyecta la construcción de un nuevo órgano de características barrocas, similares a la arquitectura de la iglesia. Entre las propuestas presentadas por los organeros De Graff, con taller en La Almunia, Zaragoza, Gabriel Blancafort, de Barcelona, Juan Dourte de Bilbao, y Gerhard Grenzing, se elige, con el asesoramiento de la Catedrática de Órgano del Conservatorio Superior de Música de Barcelona, Montserrat Torrent, y el apoyo de la Dirección General de Bellas Artes, al organero alemán, Gerard Grenzing, de El Papiol, Barcelona, para la realización del proyecto. El Órgano construido por el sr. Grenzing es una vuelta, técnica, sonora, al órgano barroco centroeuropeo; para ello se recupera la forma original de la Caja, cuyo armazón original se encontraba en la parte interior de la caja del órgano romántico, se coloca, de nuevo, la consola en ventana y la composición se estructura en tres Teclados manuales de 56 notas, Pedal de 30 notas y 38 registros; transmisión mecánica para todo el sistema y electro- pneumática para los Registros.

En 2005 se limpian caja y tubería, incorporando el sistema digital de combinaciones libres. Musicalmente, la cualidad y calidad de registros de raigambre castellana, francesa, y por encima de todo, alemana permiten interpretar todo el repertorio barroco francés, español y, en la cumbre, la época alemana de Buxtehude y Johan Sebastián Bach. Desde 1975, en el nuevo órgano han realizado grabaciones y han interpretado conciertos los más prestigiosos organistas, tanto europeos como españoles: Montserrat Torrent, que inaugura el Órgano Grenzing, en la liturgia de la Misa solemne de San Miguel de 1975; José Rada, entre otras actividades, grabación para Radio Nacional de España de sendos programas monográficos con la obra de Dietrich Buxtehude, Sebastián Aguilera de Heredia…María Teresa Martínez Carbonell, Andrés Cea, José Enrique Ayarra, que interpreta el concierto de reinauguración del Órgano tras la puesta a punto de 2005, Michel Radulescu, André Isoir, Gustav Leonhardt… En diversas ocasiones, el órgano ha sido elegido como sede de Congresos, nacionales e Internacionales de Organería.


DISPOSICIÓN DE REGISTROS


LADO IZQUIERDO:

II Organo Mayor:

Flautado
Octava
Docena-Quincena
Lleno
Bordón Mayor
Flauta
Flauta
Quincena Cónica
Corneta
Tolosana
Trompeta
Trompeta Batalla
Bajoncillo-Clarín


II Cadereta:

Bordón
Flauta
Quincena
Nazardo
Sesquialtera
Sobrecímbala
Enanos
Temblante

LADO DERECHO:

I Órgano de Ecos:

Corno
Octava
Quincena
Címbala
Bordón
Flauta
Nazardo 12
Nazardo 17
Viejos
Oboe
Temblante

Pedal:

Contras
Bajo de Flautado
Octava
Lleno
Quinta
Corno
Bombarda
Trompeta
Clarín


Acoplamientos: I / P, II / P, III / P. I /II, III / II.


Para la Cripta de la Basílica el propio sr. Grenzing construye en 1977 un pequeño órgano (Foto 3), acústicamente ideal para las dimensiones de la misma: 2 teclados, Pedal, 8 registros: 3 en cada Teclado, 2 en el Pedal; todo ello mediante transmisión mecánica.


ORGANISTAS :


Joaquín Pildaín, Organista, compositor, profesor del Conservatorio Superior de Música de Madrid, ocupa la tribuna del órgano desde 1963 a 1970.


Organista titular
:
Luis Lozano Virumbrales, organista, musicólogo, director de los grupos de Música Antigua “Alfonso X el Sabio” y “Voces Huelgas”, ocupa el puesto de organista desde 1972.

Contacto:
Website: http://es.wikipediaorg/wiki/Luis_Lozano_Virumbrales
email: llozanovir1@gmail.com